Consejos prácticos de seguridad sobre los cuchillos de cocina

- Categorías : Consejos

10 consejos prácticos de seguridad a la hora de trabajar con cuchillos de cocina

Hoy hablaremos de los 10 consejos de seguridad con los cuchillos que hay que tener en cuenta a la hora de trabajar con ellos, pero antes de entrar en detalle tenemos que tener claro que la norma básica es:

¡Manejar siempre los cuchillos con cuidado! dicho esto os detallamos unas normas básicas de seguridad para su uso. Siguiendo estas indicaciones se evitarán accidentes que después podamos lamentar.

home-culinary-banner-1

1. Afilar los cuchillos regularmente

En primer lugar decir que un cuchillo afilado es más seguro que uno sin filo, dado que se hace menos fuerza al cortar con él. El cuchillo penetra mejor en el alimento, no se escurre y la mano no se cansa tan pronto.

2. Mantener los cuchillos bien visibles

Mantener siempre un cuchillo en un lugar bien visible, con el mango apuntando hacia usted y lo suficientemente alejado del borde de la mesa para que no pueda caerse. No lo cubra con un paño de cocina o algún objeto similar para evitar tocar la hoja inadvertidamente. Ponga toda su atención en tomar el cuchillo por el mango. Si da el cuchillo a otra persona, ofrézcale siempre el mango.

3. Utilice el cuchillo apropiado para cada finalidad

La verdura, la carne, el pescado, el embutido o el pan son diferentes en cuanto al tamaño y la consistencia. Por ello, para cada uso existe un cuchillo apropiado.

4. Cortar lejos del cuerpo

Utilice siempre el cuchillo separándolo del cuerpo. De este modo, evitará herirse, en caso de que el cuchillo se resbale.

5. ¡Nunca intente atrapar al vuelo un cuchillo mientras cae! ello implica el riesgo de graves heridas de corte.

6. Lavar por separado los cuchillos afilados

Tenga también cuidado al lavar cuchillos afilados. No coloque sin más un cuchillo en el fregadero. Lo mejor es lavarlo inmediatamente después de su uso con agua corriente y secarlo. Para secarlo, frote la hoja desde el lomo hacia el filo, nunca lo haga por el lado del filo, desde el mango hacia la punta. Se puede secar con cualquier paño de cocina de algodón.

7. Guardar los cuchillos en lugar seguro

Los cuchillos necesitan un lugar seguro. De este modo se evitan accidentes y la hoja permanece protegida contra daños. Un taco de cuchillos de cocina cumple perfectamente esta doble función, pero también una barra magnética ofrece seguridad y permite un fácil acceso.

En caso de utilizar una barra magnética, debe tenerse en cuenta que el imán tenga la fuerza suficiente y que los cuchillos estén totalmente limpios. Un cuchillo con grasa o demasiado pesado no queda sujeto con seguridad. Comentar que la barra magnética siempre ha de estar bien fija, recomendamos colocarla en paredes y siempre con tornillos. Evitar fijaciones con pegamentos o colas que con el tiempo pierden su adherencia y puede ser un peligro cuando cojamos un cuchillo.

8. Mantener los cuchillos afilados siempre fuera del alcance de los niños

9. Nunca pase el dedo a lo largo del filo de un cuchillo

Tampoco para comprobar si está afilado. Si queremos comprobar que el cuchillo está bien afilado cojamos alguna esponja y presionemos la hoja sobre ella. Si se produce un corte limpio y sin esfuerzo, el cuchillo está listo para realizar cualquier trabajo de corte.

10. Por último y no menos importante evitar la proximidad a fuentes de calor

Con el fin de evitar daños o quemaduras, absténgase de dejar el cuchillo sobre la placa de la cocina o cualquier otra fuente de calor. El acero es conductor de calor y los mangos sea del tipo que sea si se exponen a calor pueden provocar pequeños incendios.

Seguir estos consejos evita que haya accidentes.

Artículos relacionados

Compartir

Buscar en el blog